El Blog de El blog de Freshnau Freshnau Recetas, nutrición y buenos alimentos
Pierna de cordero tibetana, la gastronomía más budista en tu cocina
Recetas

Pierna de cordero tibetana, la gastronomía más budista en tu cocina

Pierna de cordero tibetana, la gastronomía más budista en tu cocina Uno de los platos más emblemáticos de la gastronomía tibetana es el Luk Sha Tsey. Este plato de cordero puede acompañarse de cualquier ingrediente excepto de arroz. ¿El misterio? Por poder, puedes, pero los tibetanos no, ya que el arroz no crece a esas altitudes.  No te acostarás sin saber una cosa más. Dicho esto, te comentamos algún dato más sobre esta peculiar sociedad, al menos para que aciertes alguna pregunta del Trivial. 

Los tibetanos se alimentan prácticamente de cebada en lo que respecta a los cereales y su alimentación diaria está basada en dos alimentos muy energéticos (recuerda que viven a una altura considerable y debe hacer una rasca que te cambia la piel por gotelé): la tsampa, que es una harina de cebada tostada y el chas, té tibetano con mantequilla elaborado con leche de yak y sal.  La hospitalidad tibetana consiste en atender a los visitantes recibiéndolos con un té de mantequilla delicioso. Pero hoy no vamos a elaborar té ni mantequilla, sino una deliciosa pierna de cordero al estilo tibetano, una de las pocas carnes que tienen por esos lares.

Receta de pierna de cordero tibetana

La zamba, el té de mantequilla y las carnes de vaca y cordero son las Ghee, las “cuatro preciosidades” de la comida más tradicional de los tibetanos. Aunque las carnes suelen conservarlas secas, su plato de pierna de cordero está de todo menos seco. Vamos al lío. Tiempo de elaboración: 3 horas Dificultad: media-alta

Ingredientes para 4 personas

  • 1.5 kg de pierna de cordero
  • 800 gr patatas
  • 3 cebollas medianas
  • 2 zanahorias
  • 2 apios
  • 4 dientes de ajo
  • 5 hojas de laurel
  • 1 cucharada de jengibre
  • 1 cucharada de piri-piri
  • ½ cucharada de cúrcuma 
  • 1 cucharada de curry
  • 3 ramas de canela
  • 3 anís estrellado
  • 3 cucharadas de tomate concentrado
  • 4 tomates medianos maduros
  • 750 ml de caldo de pollo
  • AOVE
Compra todos los ingredientes de esta receta en FreshNau Añadir al carrito

Cómo preparar pierna de cordero tibetana

Pela las patatas y córtalas en gajos. Corta las cebollas en rodajas finas y pica los apios y las zanahorias en taquitos pequeños. Finalmente, pica muy pequeñito los tomates y tritura los dientes de ajo. Reserva todas las verduras.

En un wok o una olla grande, echa un chorro generoso de AOVE y, a fuego medio-alto, dora la pierna de cordero. Este tipo de pieza de carne es muy grande, así que lo mejor es cortarla o comprar 3 piernas de cordero para caldereta de 500 gr cada una.

En unos 4 o 5 minutos deberías tener cada parte de la pierna de cordero lista. Una vez dorada, ponla en una olla grande y cúbrela con los gajos de patata.

En el mismo wok o sartén, echa las cebollas, las zanahorias y los apios, cocinándolos durante unos 5 minutos, que será el tiempo que tarde la cebolla en ablandar.

En ese momento, incorpora el ajo, el laurel y las especias: una cucharada de jengibre fresco picadito, el piri-piri, la cúrcuma, el curry, la canela y el anís estrellado.  Cocínalo todo dos minutos más, como mucho, y agrega las cucharadas de tomate concentrado y los tomates cortados junto con el caldo de pollo.

Deja que rompa a hervir y en 5 minutos mételo todo con las patatas y la pierna de cordero.  Tapa y cocina todo junto durante 2 horas, volteando de vez en cuando la pieza de cordero (o las piezas).

Después de ese tiempo, retira con cuidado el laurel, el anís estrellado y la canela, dejando que continúe la cocción si aún necesita unos minutos más. Para la salsa basta el procedimiento convencional. Un poco de harina de maíz y a espesar el agua resultante, que poco quedará pero estará muy concentrada.

Bola Extra

Este plato pide arroz a gritos, pero como vamos a respetar las posibilidades tibetanas, vamos a dejarlo solo con las patatas y, a lo sumo, con un poco de quinoa por darle un “aire” personal.

A este tipo de gastronomía le va perfectamente bien tanto un vino blanco como uno tinto, pero en este caso te vamos a recomendar un caldo tinto en lugar de un blanco joven equilibrado entre sabor frutal y acidez. El vino de hoy es… el Nikolaihof Hefeabzug, una uva Grüner Veltliner llegada desde la Baja Austria con notables efluvios florales y sobresaliente en fragancias de manzana verde.

En boca, de frescor innato, el compañero ideal para la pierna de cordero tibetana. Y para ambientar el sarao, una banda poco conocida procedente de Malmö (Suecia) que viene haciendo rock progresivo fresco y positivo desde 1995 muy influenciado por Queen, Yes o la E.L.O.  Date vidilla con la gastronomía tibetana y el “Mr. Lanlord” de A.C.T. Y buena siesta.

¿La vas a preparar? Compra todos los ingredientes de esta receta en FreshNau Añadir al carrito
Te puede interesar

Si todavía no te has introducido en el mundo de las labores, ¡este es tu momento! Descubre la infinidad de proyectos originales que puedes realizar con tus propias manos; ropa y complementos para vestir, accesorios para decorar el hogar o para tu bebé y muchísimo más.

Leer más en nuestro blog