El Blog de El blog de Freshnau Freshnau Recetas, nutrición y buenos alimentos
Fuera mitos: los verdaderos beneficios de comer carne roja
Noticias

Fuera mitos: los verdaderos beneficios de comer carne roja

Ácidos grasos Omega-3, proteínas, vitaminas y minerales. Los altos niveles nutricionales convierten el consumo regular de pescado en una práctica muy saludable. De hecho, tomar pescado dos o tres veces por semana aporta mayores beneficios para la salud. Comer pescado regularmente permite disfrutar de una dieta equilibrada gracias a su baja oferta en colesterol y grasas saturadas. Sin embargo, no todo el pescado es igual de saludable. Algunos peces contienen un nivel de mercurio y contaminantes tóxicos más altos que otros.

Seguro que has escuchado más de una vez que comer carne roja en exceso es perjudicial para la salud. Analizamos uno de los alimentos con mayor controversia en la historia de la alimentación para saber cúanto hay de verdad en esta afirmación y conocer los verdaderos beneficios de comer carne roja. La verdad es que cualquier alimento consumido en exceso puede causar problemas para nuestro organismo. De reina de la cesta de la compra a Satanás de la alimentación, la carne roja ha pasado del éxito al destierro en un abrir y cerrar de ojos. ¿La hemos crucificado injustamente?

La respuesta de la ciencia

No han sido pocos los estudios que vinculaban un consumo excesivo de carne roja _ingesta diaria en cantidades superiores a 300 gramos_ a diferentes patologías, como un mayor riesgo cardiovascular o accidentes cerebrovasculares. Así las cosas, la carne roja ha terminado en el banquillo de los acusados por lo que podríamos denominar “fraude de etiquetas”. Por supuesto que consumir carne roja a diario en cantidades casi exclusivas y en detrimento de otros alimentos necesarios en una dieta sana y equilibrada derivará en problemas de salud. ¡Lo mismo ocurriría con una excesiva ingesta de acelgas! La ciencia ha sido clara a este respecto: los datos negativos de la carne roja sobre la salud están basados en cantidades muy elevadas y consumidas con regularidad. Donde dije “digo”, digo “Diego” La OMS se convertía en el azote de la carne roja con alusiones a posibles efectos dañinos en un ELEVADO consumo de carne roja para añadir, paradójicamente, que su ingesta aporta nutrientes de elevado valor nutricional para el organismo. Es decir: de igual modo que se ha considerado un alto consumo perjudicial para la salud, incluir la carne roja en una dieta equilibrada aporta una gran cantidad de proteínas de alto valor biológico, minerales y micro-nutrientes esenciales para el organismo. En definitiva, la OMS establecía que un consumo equilibrado que ronde las 3 raciones semanales arrojará un balance riesgo-beneficio favorable para la salud.

Los 5 mayores beneficios de comer carne roja

La carne roja, incluida en nuestra dieta de forma equilibrada y en combinación con otros alimentos, también tiene múltiples beneficios que ofrecer y un aporte nutricional considerable para nuestro organismo.

  1. Nutrientes y vitaminas

El alto contenido nutrientes de la carne roja beneficia el incremento celular. Además, es un alimento rico en vitamina B, como el ácido fólico, y vitaminas B12, B1, B2, B3, B5, B6 y vitaminas D y E. La formación de glóbulos rojos es directamente dependiente de la vitamina B12, que constituye un pilar fundamental en el mantenimiento del sistema nervioso central. ¿Para qué tomar suplementos alimenticios o vitaminas como sustitutivos de los nutrientes que aporta la carne roja? De hecho, su consumo ayuda a potenciar el sistema inmunitario. ¿Qué puede haber mejor que la obtención de recursos saludables de manera natural?

  1. Minerales

Minerales como zinc, fósforo, potasio, selenio o hierro están muy presentes en la carne roja. De hecho, esta carne está especialmente indicada para aquellas personas que padecen anemia o para las mujeres que se encuentran menstruando, ya que aporta un alto valor en hierro de fácil absorción.

  1. Proteínas

La carne roja es un alimento rico en proteínas de calidad. La estructura ósea y la masa muscular se ven beneficiadas del consumo de alimentos ricos en proteínas que ayudan al fortalecimiento muscular. Si practicas deporte es básico que tu dieta sea rica en proteínas, por lo que las carnes rojas serán un alimento ideal en tu menú gracias a la presencia en valores significativos de estas moléculas de aminoácidos esenciales. Además, la creatina presente en las carnes rojas te ayudará a proporcionar la energía necesaria para tus músculos.

  1. Ácidos

Las piezas de roja procedente de ganadería biológica contienen hasta un 50% más de ácidos grasos Omega 3 que la carne convencional. Además, en las carnes rojas está presente el ácido Alfa Lipoico, que es un excelente regenerador del glotatión, un antioxidante de máximo nivel que generan nuestras células.

  1. Poder saciante

Es gracias a su valor proteico y su contenido en purinas que las carnes rojas tienen un alto poder saciante. Con un valor calórico de 130 calorías por cada 100 gramos, las carnes rojas “llenan” antes y hacen trabajar al sistema digestivo durante más tiempo, manteniendo a raya la sensación de hambre.

Carne roja fresca vs. Carne roja procesada

Hay que tener en cuenta que los valores de la carne roja no son iguales si hablamos de carne roja fresca o carne roja procesada, ya que esta última tiene grasas saturadas y una mayor concentración de sodio y aditivos. La carne roja fresca es más saludable que la procesada y su consumo puede alcanzar las 3 raciones semanales para aportar beneficios para la salud. En el caso de la carne roja procesada (como las salchichas o las hamburguesas), el tope semanal es de 1 ración.

La carne roja en una alimentación equilibrada

Como todo en la vida, ni los buenos son tan buenos ni los malos son tan malos. No son pocos los beneficios de la carne roja para nuestro organismo si se come con moderación y se evita su consumo procesado. Incluir las carnes rojas a nuestra dieta diaria, cuidar nuestra salud y beneficiarnos de su consumo es sencillo si seguimos estos prácticos consejos: - Consumir la carne roja preferiblemente a la plancha, la parrilla o al horno, ya que no añaden grasa extra y disminuyen el aporte calórico de los aceites. Retirar la grasa visible antes del cocinado es una alternativa y una costumbre sana y saludable. - Preferir las piezas grandes, y preferentemente magras, para reducir las grasas saturadas y evitar pérdidas de nutrientes durante el cocinado al cortar la carne roja en trozos pequeños. - Cocinar a temperaturas superiores a los 70º en el interior de la carne para eliminar cualquier presencia de microorganismos patógenos. De igual modo, quemar las piezas tampoco es producente, ya que la costra podría contener sustancias tóxicas. Es evidente que una dieta equilibrada aporta numerosos beneficios para la salud, y que el consumo de carne roja no es una excepción.

Te puede interesar

Si todavía no te has introducido en el mundo de las labores, ¡este es tu momento! Descubre la infinidad de proyectos originales que puedes realizar con tus propias manos; ropa y complementos para vestir, accesorios para decorar el hogar o para tu bebé y muchísimo más.

Leer más en nuestro blog